Coliflor gratinada con queso y bechamel

Ingredientes

  • 1 coliflor grande
  • 700ml de leche
  • 60g de harina
  • 60g de mantequilla. O de aceite
  • de 100 a 200g (al gusto) de queso para gratinar.
  • Sal y pimienta

PREPARACION:

1. Cocer la coliflor. Le quitamos las hojas verdes y lavar bajo un chorro de agua, para quitar posibles impurezas que pudiese tener. Después, la cortamos en 3 o 4 trozos (grandes) y cubrir con agua en una cazuela. Echar una buena pizca de sal y dejar cocer alrededor de 15 minutos, hasta que podamos clavarle un cuchillo y que éste entre y salga sin dificultad. Puedes dejarla un poco “al dente” si así te gusta.

2. Mientras se cocina, podemos preparar la bechamel. Poner el aceite o la mantequilla en otra cazuela y calentar a fuego suave. Después añadir la harina y dejar que se cocine 3 minutos, para eliminar el sabor a crudo. Después añadir la leche caliente, de poco en poco y remover. Es decir, echar una tanda y remover hasta que se haya integrado. Con 4 o 5 tandas que lo hagas, será suficiente. Quedará una salsa más bien líquida. Salpimentar y dejar cocinar 10 minutos, mientras removemos de vez en cuando

3. Hechos los dos pasos anteriores, cortar la coliflor en trozos ya más pequeños. De unos 3 dedos de tamaño. Colocar los trozos en una bandeja que aguante bien el calor del horno.

4. Encima de la coliflor poner la bechamel. Después el queso ¡y al horno con todo ello!. Los metemos al grill durante unos 5 minutos. Hasta que coja color tostado por encima.

Compartir este contenido en: